Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

miércoles, 25 de marzo de 2009

La gota que provoca al caer en un estanque una sonrisa-onda infinita


Vuelven las medias

y las enteras sonrisas


Vuelve la literatura

en su íntima expresión


Vuelven las hojas viajeras

de mis árboles de otoño


Vuelve el oscuro vientre

que dolía sin alimento


Vuelven las palabras

de hostal, vagabundas


Vuelve la garganta lúbrica

que tragó rayos y centellas


Vuelven las tazas de té

y la mezcolanza del ritual árabe


Vuelve una parte inextinguible

que fue sepultada en vida

con sólo dos pétalos de rosa.