Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

jueves, 14 de febrero de 2008

San Valen....puuuuuuuuummmmm.


Has de comprar algo, y lo has de comprar ahora. Una tarta, una flor, una fregona (sólo los que tienen un reblandecimiento cerebral), lo que sea pero ya. Piensa en tu mujer, tu amante, tu marido, y ya sabes como es, ¿no? No te quedes así. Sí que lo sabes. Ahora que tienes en mente sus gustos e inquietudes piensa un modo de hacerl@ feliz. Sal a la calle y chócate con las farolas, se dice que ahí viven los enanitos o pequeños (que ahora se llaman así) Seguro que ellos han pensado lo que regalarles a sus parejas. ¿Un calcetín donde meter una faca para cortarle esos ruiditos, ruidos, ruidazos, cataclismo, perdón quiero decir, el sonido bonito de sus sueños, que tanto sabes apreciar de noche? No, eso no te sirve. Prueba de nuevo. ¿Un ordenador portátil de última generación? Un poco caro, ¿verdad? Los enanitos o pequeños tienen grandes ideas pero tú bolsillo es aún más pequeño o enanito.

Veamos que podemos hacer, tú sigue caminando.

Una postal con la foto de un tío que no conoce diciéndole que le quieres, acabará por minar su amor y mandarte esta noche y la que viene a dormir debajo del puente, y peor aún, buscará al tipo ese y te dejará con el marco, a cuadros. Te propongo algo...grita ahora. ¡Ahhh, tengo menos detalle que el salpicadero de un Panda! Repítelo dos veces, más es ya castigarse tontamente.

Como parece que va llegando la hora de verla y aún no has pensando nada, date por vencido, eres un GAÑÁN. Lo sospechabas antes y ahora te lo has confirmado. Sí, sé que es un descubrimiento duro pero bueno, primero como siempre haces, arráscate los huevos y piensa con ellos. La ropa sexy....uisshh. Eso no lo habías pensado, ¿eh? Deja de imaginarte las pornos de los 80, esa vestimenta no le gustaría nada y acabarías en la calle con unos ligueros de color carne pellizcado por algún vejete.

Llegas a casa cabizbajo, ¡no he podido hacer nada por evitar este desastre! Y piensas en esos anuncios tan fashion que inundan tu cerebro, si mi mujer fuera esa tía, ummmm, y yo fuera siquiera aquel extra que salía un segundo en el spot ese, ¡jo! Si hijo mío, ahí tienes a los culpables. Coge un litro de gasolina, vete al Corte English, te preguntarán, ¿desea probar este perfume? ¿A qué planta va? ¿Tiene tarjeta del Corte English? ¿Le apetecería que le hablara de las promociones para este mes? ¿Este mechero es suyo?, creo que se le ha caído.

Tú a todo has de responder, ¡NOOO! salvo a la última a la que le darás la gracias, porque no hay nada peor que un perturbado con malos modos.

Planta III. (regalos para él). Glugluglugluglugluglugluglugluglu. Ffffffffffhhhhhhhhhhhh. POOOOOOUUUMMM.

Planta II (regalos para ella). Glugluglugluglugluglugluglugluglu. Fhhhhhh.POOOOOOOUUUMM.

Planta I (regalos para todo Cristo). Glugluglugluglugluglugluglu, Fffffffffffffffff Gran Bada Buuuuummmm PooooOOOuuum.

Llegas a casa. No te han pillado ¡coño que buena suerte, joder! Venga, reconoce que te he salvado yo. Saludas a tu mujer. Conectas el televisor...llamas, lamentos, consumismo echo misto, y con una sonrisa de oreja a oreja y paz en tu interior le dices: "FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN, AMOR".

lunes, 11 de febrero de 2008

El buscapesadillas


Tan inútil como los marcos que encierran el arte es el despertar para una pesadilla. Algunas continúan y se prolongan hasta la hora de la merienda o hasta que vemos a nuestros padres morir o incluso más allá de nuestras lápidas, convertidas en epitafios jocosos de una falacia: "Buen hijo de puta, tus X no te olvidarán".

Se abre un pasillo entero y camino por una puerta hasta llegar a un cacao donde mastico una preciosa taza de cristal de bohemia. Cuando la sangre me haya creado unos labios el pulmón respirará y luego me uniré a él. Mientras, a miles de kilómetros de allí, el espejo donde mi reflejo es más verdad que yo, se desenfoca y una mano detrás mía galopa a través de una oscuridad ininteligible. Tengo la seguridad que acabaré estrangulando el cuerpo invisible que la lanza.

Objetos que busco inútiles (que no objetos inútiles que busco):

2-2 = gafas para el monstruo matemático arcano que calcula en cuántos chasquidos acabaremos volviéndonos locos.

8 = sexo infinito erecto y que acaba fecundándose como un dibujo de Escher.

/*/ = frío que produce la Torre de Pisa cuando un niñato lo scrb n l mvil y l pierd n ksa d su mjor amigo muert.

ç = ánimas de los poetas decapitados en Çiudad Real.

...ese pasillo que confluye como una inyección justo en mi vena cava, me paraliza. Las voces de una cabeza rodante se detienen si yo no avanzo. Si lo hago me cazan. ODIO LAS VOCES RODANTES. Si han de venir vendrán las que guardé durante una vida en la caverna de Platón. Y las provoco cogiendo mi cráneo y lanzándolo hasta el origen de la tenebrosidad.

Luego no sé que habrá pasado, si un cuerpo habrá servido un plato en bandeja o una rata se habrá puesto al día por las deudas con la insalubridad.

Terror de aquella pesadilla que ando buscando, cercana a Maldoror:


Oídos ardientes

en una boca

en un puño asfixiado

por cinco dedos

vacuos

amor

fos

ana

crónicos

sub

yugados

todos

a la mano

des

conocida

La furcia

La mía

(Luz tenue roja y un vaso encima de una mesa señorial con hielo sin hielo)

-TELÓN-

miércoles, 6 de febrero de 2008

Aire y Luz (Homenaje a Villaseñor)

La obra de López-Villaseñor (Ciudad Real, 28 de junio de 1924 - Torrelodones, 18 de abril de 1996) se compone casi enteramente de interiores y retratos; se sirve de una impecable técnica y gusta de los colores secos y terrosos, grises y ásperos. Le caracteriza la crueldad y cierto tono tétrico en el tratamiento de los motivos; su estética conjuga un surrealismo de cuidada composición con una pincelada realista y el Expresionismo en los temas. Se han hecho justamente famosos sus cuadros sobre el metro y los hospitales, donde la luz juega un gran papel simbólico, así como sus implacables retratos, donde sobrenada a veces la ternura por encima de una crueldad cercana al tremendismo y la denuncia social. (Wikipedia)

Un cortometraje genial de los ciudarrealenses Alberto Muñoz, Manuel Maroto, Pablo Rivera, Rafael Abenza, María Teresa Flores y María Eugenia Puerto.

lunes, 4 de febrero de 2008

El intento de definición

Los ojos (rindiendo cuenta con los de 2005) como gatos durmientes se me clavaron de cinco en cinco aquella extraña noche de las ánimas desanimadas. Pudo una luz o candil protector acompañarme hacia un camino tan oscuro e inquietante como un negativo.

Pero lo cierto es que las únicas ruinas que vi en aquella senda fueron mis labios que poco a poco se derramaron, como el regante generoso que dona lo mejor de si mismo.

Aquella vez, lo único que pretendí -puesto que más significaba el desencuentro- fue calmar la sed de mi vida, que la encontré distante, al final de una roca horadada. El pensamiento más bello, seco y cubierto de limo espeso más personal de toda mi existencia.

Fuera de mi fachada corpórea, sólo soy un poco más de lo que siempre he creído. El mayor de todos los necios que me hizo el más grande y helado humano de mi universo.

Yo soy siempre la máxima autoridad de mis pensamientos... y me duele. El máximo poeta sin pentagrama de versos y adivinanzas ocultas. Si alguna vez me odié o lo vuelvo a hacer es porque soy yo, no necesito de otras lenguas que amen el oportunismo destructor.

Aún cuando me empeño en escribir la tragedia también se refleja un cómico ensayo. Soy la dualidad y la provocación por descubrir. Mi basura es prolija y sólo es comprendida por una neurona en constante rebeldía.

Y aún así, con todo lo que está cayendo, salgo cada día a intentarlo.

Cenicitas

En cordura de sueños se encuentra su real istmo, aquel que de vértigo y sinuosidad acentúa el óptico reflejo de un mar sin real lecho. Acompañada miro...soltura de manos abrazadas al cielo; chispeantes formas, cordura y besos... Ya somos tres los ignorados por el sueño -¡poeta de rostro inquieto con perro que ladra en huesos!- menos lumbre y más fuego. Somos ahora dos...retraídos del lienzo, amparados por la imagen...marco en marco, texto en texto, tiempo en espacio, abstracción del recuerdo.

Vuelco de su cerebro que nada en aguas de mar con aliento, calla el dolor que siente y ríe bajo sexo incompleto ¡Libertad que hayas en el pecho, recubierta de deseos convexos! ¡Ampara el viento del viajero que surca el desventurado tiempo! Despojemos al mundo a gritos, sólo tú en silencios.

Volvemos a ser dos, los amparados en la utopía, el culto de amores en vilo, que filtran y depuran la agonía.
(Elmarcoylienzo)
A veces dos manos o cuatro ojos fundidos por nuestro deseo, en dos cuencas y dos cuencos que recogen las anteriores miradas hasta rebosarnos, son más que el tres. He aquí, la única y heroica solución a los tres vértices de los cuatro triángulos isósceles. Como a ratos la escritura compartida es superior al propósito, al cauce lógico, al resultado esperado,...¡Sí!, la esperanza del Platerillo de leche, no es más que su propio recuerdo, cual palabra desgarrada, involucionada, hermosa en su ocultación perpetua y que surge tantas veces rodante, expirando, fotografías circulares, signos del mar lejano...y sin embargo existe. E siste-Y siesta-Insista-No sixto-In existo-Existo dentro. En el plato nacarado donde sirvo filetes del tiempo de la vainilla, postre postrero, los remos de los días hermosos, la apoyadura del torso frágil sin la muleta de cualquier beso o verso de Federico.

Fecundidad aérea, que nos convierte en suspiro. Hoy petrificados por Medusa, nos llovemos por el campo abandonado de los que han vivido en el caballete atávico o patas para humanos que sólo son humanas cuando los personajes se rebelan en el cuadro, y ya no quieren ser pintados sino con la mejor de tus risas delirantes. Colores pasteles del fin, de las miles de millones de siestas equis y las cuatro veces que soñé exactamente contigo en el blanco y negro impreso, en las noches que fueron días cuando sólo buscábamos madrugadas. Yo sólo...o ahora sólo nosotros, ¡parte de arriba emocionante!, que me miras, créeme cuando te digo que hay lienzos o historias cercanas que empiezan y otras que nunca acaban.
Septiembre, 2006.