Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

miércoles, 6 de febrero de 2008

Aire y Luz (Homenaje a Villaseñor)

La obra de López-Villaseñor (Ciudad Real, 28 de junio de 1924 - Torrelodones, 18 de abril de 1996) se compone casi enteramente de interiores y retratos; se sirve de una impecable técnica y gusta de los colores secos y terrosos, grises y ásperos. Le caracteriza la crueldad y cierto tono tétrico en el tratamiento de los motivos; su estética conjuga un surrealismo de cuidada composición con una pincelada realista y el Expresionismo en los temas. Se han hecho justamente famosos sus cuadros sobre el metro y los hospitales, donde la luz juega un gran papel simbólico, así como sus implacables retratos, donde sobrenada a veces la ternura por encima de una crueldad cercana al tremendismo y la denuncia social. (Wikipedia)

Un cortometraje genial de los ciudarrealenses Alberto Muñoz, Manuel Maroto, Pablo Rivera, Rafael Abenza, María Teresa Flores y María Eugenia Puerto.

1 comentario:

rocío dijo...

Villaseñor, que gran artista, mejor dicho tendría que ser gran persona en el fondo, en el fondo de esa amargura que le agrio el caracter, esa amargura residente en la soledad que sentía desde niño...eso dicen, ya que prácticamente su vida, la infancia (etapa muy preciada por el ser humano, y que muchos coinciden que es la mejor, aquella donde tienes inocencia pura, lástima cuando se pierde o te hacen perderla) la paso en un hospital, se volvió frio pero su pintura no.
Mi pregunta es si ya conocias la figura de Villaseñor, o la conociste gracias a ivan y a fran (valdepeñas).

Un saludo de una manchega, que te reta a un próximo baile.