Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

lunes, 2 de noviembre de 2009

Exquisitez extrema


Recojo el pañuelo
que ayer sirvió de confesor
anoto su hora de defunción

Bebo las lágrimas anónimas
que se esparcen a diario
por cualquier calle
en cada época
presentida.

Yo denuncio en el suelo
sus trozos de vida
sus deditos sin madre
sin guantes protectores

¡Siempre pensamiento!
loco disfraz
que engaña lo que se deja
de realidades en las comisuras

La tarde muere
gotas oscuras
de resentimientos plastificados

menos mal que la basura
se baja puntualmente
sin excepción

ni siquiera cuando hoy
al levantar el cubo descubro
...
que creo que te quiero.