Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

lunes, 22 de septiembre de 2008

Como simular a Orson Wells y convertirse en leyenda anónima

¿Qué se siente cuando uno se sabe Leyenda?

En un pueblo de Huelva y a raíz de mandar una carta a una particular con una historia sobre una muñeca que se alojaba colgada en el segundo piso de una casa derruida, dio lugar a unos episodios curiosos de terror en esa población. Atención a la secuencia, mortal de necesidad: "Noche sin luz en el pueblo-historias de miedo-yo he visto algo-sí, ¿qué?- una muñeca en "to" lo alto de una casa-no jodas-sí-vamos a verla-nos vamos de excursión-ostia, es verdad-os lo dije mangarrianes-me comprometo a escribiros la verdadera historia de la muñeca-mu bien-ya te digo-te la mando a ti X-Perfecto-Días después: ¿Tío es verdad la historia que hemos leído?-Sí-¿De verdad?-Sí-No jodas-sí-La gente tiene algún problema mental, las muñecas están poseídas-Bueno pues así quedamos-Bien-Guay-Ciao-¿Que?-Que sí."


Fueron puntuales, sí. Pero todo esto llegó a bastantes oídos. Alguna que otra niña empezó a sentir recelo de todos sus muñecos. Hubo hasta quien solicitó la presencia del cura párroco (esto supongo que será parte de la leyenda) pero lo mejor de todo, es que alguien, habiéndose saltado la referencia a mi autoría, publicó un resumen paupérrimo en la narrativa y en el interés que pudiera despertar, de la carta original en su pequeña revista, quizás con el pensamiento de que sería muy difícil que yo me enterara.

Bien, una vez fracasado ese deseo y convertido en "Leyenda Anónima" (que conste que me hace bastante ilusión esta denominación de origen) me dispongo a presentaros el mencionado resumen vomitivo, agilipollado, masticado y reutilizado por una mente al servicio de la alienación general. Un REFRITO algo cachondo (todo hay que reconocerlo). ¡Oh odiadísimo lenguaje mayoral "hace amigos" que lo impregna todo!

En la próxima entrega "El Original" (ahora es cuando vendría bien la banda sonora de la Dimensión Desconocida) para la oportuna comparación maliciosa. Me vasta que se vea que yo me lo curré un poquito más. Para que quede claro de qué va la historia podéis ver las palabras que se repiten hasta la saciedad, marcadas en negrita. (Si os da risa es que sois humanos).

Ya veis, así como el que no quiere la cosa, veo "Coronado" mi más alto propósito y además tan joven...


EN LA CALLE NUEVA.



Había una vez, una niña la cual le tenía un cariño especial a una muñeca. La niña vivía en el campo rodeada de su familia y los campesinos que allí trabajaban. Había un niño un poco más mayor que la niña, éste trabajaba con los animales. Un buen día, la chica decidió salir con su muñeca en compañía del niño, el chico al verla con la muñeca se rió, se la quitó de las manos y la puso en lo alto de un risco para tirarle piedras, la niña al ver a la muñeca en esas circunstancias fue en busca de su padre.


Cuando volvieron al lugar donde decía hallarse la muñeca, sólo se encontró a la muñeca tirada en el suelo con toda la cara sucia, pero del niño ni rastro. La niña al ver todo aquello se asustó mucho, pues creyó ver una cierta mirada de odio en la cara de su muñeca, por lo que llegó a la conclusión que había sido la muñeca la que había matado a su amigo, y sin pensárselo dos veces le dijo a su padre que la tirara al río, que ella no quería verla más. Su padre por órdenes de la niña, así lo hizo, la tiró al río no muy lejos de donde se hallaba su finca.


Al día siguiente, cuando la niña se despierta, mira por su ventana y ve a su muñeca, no estaba muy cerca de su habitación que daba a mirar al río, pero sí se divisaba bien desde ella. La niña al verla se asustó aún más pues no podía creerlo, y sin dudar fue de nuevo en busca de su padre, pero éste no la creyó, después de la insistencia de la niña fueron al lugar donde decía que estaba la muñeca, pero esta había desaparecido.


Llegó otro día, y como de costumbre la niña volvió a mirar por la ventana y esta vez estaba mucho más cerca que la anterior. La niña corrió de nuevo en busca de su padre pero esta vez sorpresa para él, allí estaba...la muñeca que él mismo había arrojado al río días antes. El hombre lleno de terror y duda, decidió no tirarla de nuevo al río sino dejarla con los demás tiestos viejos en el "doblao".

Llegó la noche, la niña sin pegar ojo, se tapaba bajo las mantas hasta que se quedó profundamente dormida, cuando llegó el día, ¡¡¡horror!!! Allí estaba ella, la muñeca tan cerca de su cama que hasta podía rozarla...


Aún no se sabe que pasó con la niña ni con la famosa muñeca, sólo que cuando su padre llegó a su habitación sólo se hallaba la cama de la niña vacía, y nunca más volvió ni la niña ni su querida muñeca.

Leyenda (Anónimo) Revista El Jaroso. Ejemplar 0. Julio 2007.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Denguefrases VI

Estimados reflectores humanos, dejo a vuestra disposición la sexta lista de denguefrases, por si queréis dejar algún comentario. Las Denguefrases, las podemos definir como: "Aquellas imágenes automáticas o reflexivas, tanto realistas como superrealistas, concordes o contradictorias, sobre las relaciones posibles e imposibles de los significados entre sí de las palabras. Al abarcar infinitas combinaciones, se produce un híbrido o metáfora paradójica, hiperbólica, como resultado del despliegue de niveles o planos del lenguaje. Obsérvense las influencias de las Greguerías de Ramón Gómez de la Serna y la aplicación del método paranoico-crítico daliniano."

LISTADO DE DENGUEFRASES

La noche nos necesita como si fuésemos un órgano más de su extra incorpórea presencia.

La noche tiene un sexo que se adapta a las orientaciones del pene-ficiario.

A veces habrás pensado en regresar a tu casa y fecundar todas y cada una de sus excitantes monotonías.

Contradicción: El Día da a luz la Noche.

Aquel pueblo tenía conciencia de ciudad pero la piel demasiado pequeña.

Exfoliarte: dícese del movimiento creativo pictórico de principios de siglo XXI consistente en plasmar fuera del folio o lienzo cualquier homenaje al narcisismo integrista.

Diarrealidad: dícese del movimiento intestinal producido como acto reflejo e involuntario al haber sometido al organismo a una exposición continuada a programas televisivos tales como "Mujeres y Hombres", "Supermodelo", "Escenas de Matrimonio" , "La Noche de los Calzoncillos de Jose Luis Moreno", entre muchos otros, con el fin de expulsar de nuestro cuerpo esa materia indigesta.

El mundo en recesión económica prescindió del amor por carecer de plusvalía.
Quedé atónito. Llevaba en sus tatuajes la tinta del aquel libro que quise haberle escrito.

Adivinanza: El que la hace la paga y el que la paga la gana. Respuesta: La Justicia de hoy en día.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Lo que intentan los rayos cuando nos visitan


Serpenteaba la gota recorriendo el cristal amenazada por una tormenta única y exclusiva que se desarrollaba en la terraza de su casa. Serpenteaba un rayo bifurcado en cientos de direcciones sin idas ni vueltas llamando con su grave eco, la descarga o eyaculación telúrica.

Sobresaltada por otra de esas llamadas de titanes alejados en el tiempo, los sueños se olvidaron y los ojos azuzados por un escalofrío se entreabrieron y dejaron ver su cuerpo desnudo. Aproximándose a sus pechos una sábana que parecía un cordón umbilical, se hundía en los pliegues carnales como depositaria de un recuerdo de la hojarasca en la que se fundió anoche.

Llevando consigo todo lo que Morfeo puso en su nuca adelantó un pie y luego arrastró el otro, sus pasos cogieron velocidad al llegar a la ventana golpeada por el trópico. Allí estaba la figura más eterna y fugaz que se habría creado. Una imagen que repetida por los espejos, regalos de enemigos que la quisieron mal, que la quisieron hasta desaparecerse en ellos, creaban de ella un símil de una rama ahogada en un charco donde iban a parar la savia de sus propias venas.

Cruzó la puerta y sintió un abrazo casi mortal que le recorría desde el pie, todo el carnoso muslo y se incrustaba, como la mano que trota en busca de su deseo en uno de sus pezones desafiantes, le arrancó media vida y tiró para sacarle aquella vida que le restaba. No lo consiguió poseyéndola por el cuello, inmovilizándola con la furia de un abrazo tierno.

Hubo un secuestro. El mayor de todos los que se han podido asentar en un libro dorado. Esa noche la figura espectral, que esperó el encuentro, la luz destelleante que en un instante había colapsado la ciudad, tuvo el plácet de la figura semi-desnuda, abandonada hasta la eternidad, que invitó a la mano que desciende del cielo miles de veces en una noche menuda, para arrebatar el instante o la vida según el deseo del huésped.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Como nos abandona un verano

"Convencida de que mi paso por la Tierra era más bien un problema menor, esa noche me fui a dormir..." habiendo cancelado el último concierto y sin llamar la atención, con la extremaunción orbitando en su cénit, lo que fue la costosa gira veraniega de la estelar, Sol. Culminando aquella madrugada con el lanzamiento de los fuegos fátuos que a algunos encandilaron y a otros sirvieron como indicador de la salida por dónde escapar del mundo.
(Delante del escenario no hay nadie, no hay risas, ni aplausos. A la vez que dan las 12 de la noche rít-mi-ca-men-te sólo se siente suspirar al pueblo entero)

-.TELÓN.-