Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

viernes, 12 de marzo de 2010

Viviendo, viajando, viendo siempre "entre líneas"




I

De una foto tus brillos brotan

como mil dedos en llamas

la una, la dos, cuenta atrás

sonrisa tuya ceniza.


II

El metro repta por tus ojos

en celosía

mujer del veo veo nervioso

necesitaría mil ruidos

y más paradas para desnudar

tu deseo exiliado


III

Tus rizos descienden hasta la noticia

complicando la realidad

y muerden tu capilar señuelo

las palabras turbias

Oh señora Medusa pornortográfica


IV

Viejo que muere de pie

su bastón está erecto

le mantiene en fantasía

bordeando nuestras fronteras

el estupor de quien llegó

a la última parada


V

Puerta automática

sangre predispuesta

plaquetas que bajan

en la siguiente estación

Herida abierta

abandonada, sin cicatrizar.

VI

Revistas y libros prostituidos

exiben su pálpito

deseosos del fin.

El horóscopo y la página 299/300

prometen guardar la última bala

Oí el impacto negro sobre blanco

y gritos de madres

que entierran a sus hijos

tras el punto y final.


(Escrito entre las estaciones de X e Y)

No hay comentarios: