Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

lunes, 7 de junio de 2010

Intenso como un año bisiesto

...bien, te dije que crecí como una uña cadavérica, amando la putrefacta hermosura del paso del tiempo envolviendo los cuerpos. Y aún así tú creíste que las sábanas que te arropaban cada noche, mujer lapislázuli, eran mortajas de luciérnagas en flor.

Si te dije aquello, niña vencida, es porque tu silencio cortaba en una baraja las cartas del bien y del mal y lo único que sabía hacer por ti era respirarte...te respiraba...te respiraba tu antiguo oxígeno que no sé si entraba entre tus pulmones a diez metros de ti o entre tus dedos pendulares sobre este mesa-carrusel.

No recuerdo si tu gesto emulaba la amplia sonrisa de la cremallera que iba subiendo hasta envolverte en un sueño por soñar o si creía, como el más falso de los ciegos, en tu tatuaje, únicas palabras que me dirigiste: "Intensa vida de un año bisiesto" (cara anterior del brazo derecho)

Temblé, mancha lapislázuli, al quitarte la etiqueta del dedo pulgar de tu pie, falsificando el acta de defunción, dando cuerda al despertador, deseando, deseando...deseando profundamente que hubieras recogido tus objetos personales y corrieras a pulirte tus 24 horas anónimas que te dejó a deber la vida.
A los fantasmas de la adolescencia...

11 comentarios:

BENHUMEA dijo...

Q oscuras me suenan tus palabras a veces, que llenas de metodos y tecnisismos, cuando entro por aca a leer tus escritos, me encuentro con los desiveles de luz y oscuridad en parametros languidos y superfluos, hoy esto me suena y me sabe oscuro, siempre hermosas tus palabras.

Un beso. Te leo.

Lunacyrcus dijo...

que profundo =)

Francisco Javier dijo...

Muchas gracias Nataly, también a tí Lunacyrcus por pasarte y descubrir el blog. Me he pasado por el tuyo y tiene buena pinta. Un saludo.

Lina dijo...

Me gusta bastante lo que escribes, no he tenido el valor de seguirte, eres bueno, intenso, denso...
Puedo leerte seguido?
Saludos

Lina dijo...

Me gusta mucho lo que escribes. POdría leerte seguido.
Saludos

Francisco Javier dijo...

Hola Lina, encantado de que te hayas pasado por mi-tu blog.
Si te apetece puedes hacerte seguidora del blog, así las novedades te llegarán enseguida.
Me pasé por el tuyo y me resultó interesante. Estamos en contacto. Un fuerte abrazo.

Lina dijo...

Jajaja! gracias! mi-tu blog tmbn está a tu disposición.
Saludos

Myself dijo...

mm.. mi tipo de post, no muy largos y concisos..

saludos..

Myself dijo...

mm.. mi tipo de post, no muy largos y concisos..

saludos..

Tropiezos y trapecios dijo...

A los fantasmas de la adolescencia se les puede falsificar el acta de defunción, pero entonces siempre vuelven. Ojalá algún día los mates del todo... o acabes aprendiendo a disfrutar de su compañía.

Un abrazo.

Ehse

Francisco Javier dijo...

Muchas gracias Myself y Tropiezos y Trapecios (Ehse) la adolescencia es una concha de la que no se termina de salir, uno busca luego una más grande si el cuerpo ha crecido.

Me encantaron vuestros blogs. El vuestro, Ehse, me da que conecta conmigo muchísimo.

Un fuerte abrazo.