Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

domingo, 5 de septiembre de 2010

Mi mano en hora...del minotauro

...el día empezaba detrás de tu espalda, exactamente a las 5 menos dos dedos. Y mientras te movías para ponerme la mano en hora y quitar mi despertador, todo en tu piel era un continuo devenir de curvas y estiramientos. Creí que llegabas hasta mi pelo y en él ibas a enredar tus sueños más íntimos, pero desapareciste y sólo te localicé como el que busca el sol en invierno, después de haber cruzado durante días tus sábanas hasta encontrar tu nombre.

Tu silueta era la que aparecía pintada con tiza una vez que se consuma un crimen, en cualquier telediario, impactante como el tiempo que deja el semáforo para poder besarte furtivamente, como el suelo que recibe tu sangre sin derramar una lágrima.

Y así, como el que divaga en un folio en blanco su última voluntad, me abrí las carnes huecas encontrando nada. De ahí huiste dejándome la ciudad de mis ideas en plena involución, en un inabarcable desierto insensible, en constante y doloroso entierro-bucle.

Pero he sabido convivir con la ausencia de uno o dos sentimientos o quizás a lo sumo tres, que dejan cojo a cualquier trípode. He dejado de ver las señales, o migas de pan, o latidos en la cuneta, o letreros de neón que señalaban la vuelta a las equivocaciones-cuerpo o droga, será que el impago en la factura de la luz ha dejado mi reloj congelado a las 5 menos un dedo, como el que sirvió a Teseo para hacer autoestop hasta la cama del laberinto del minotauro.

2 comentarios:

BENHUMEA dijo...

La hora es tan mitologica como el toro de Minos deshaciendose entre tus manos y restandole dedos a los segundos, tienes razon entonces pierde valor la quiromancia pk se vuelve imposible leer nada incluso la mano en hora.

Es magnifica tu entrada (lo entiende mi ello o mi superyo). Un beso. Te leo.

Común dijo...

Hola!!!
Cuanto aprendí hoy, es que de mitología casi nada, jijijiji gracias.
Que tengas una buena semana y nos seguimos viendo.
Un abrazo de oso.