Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

domingo, 18 de diciembre de 2011

Nueva y tranquilidad (juegos del taller de poesía de una Noche en verde)

En la hora nueva
esa que no marcan
los relojes del sistema
manecillas enterradas
sin minutos, sólo son la nada.

Las manos que encierran
una idea de esperanza
tranquilidad solapada
de una revolución en marcha
compañeros, compañeras
de la madrugada.

2 comentarios:

victoria eugenia dijo...

Bonito poema!!!
Mis felicitaciones.
sALUDOS.

Francisco Javier dijo...

Gracias a ti por pasarte por este rincón y haber dejado tu amable comentario. Otro saludo afectuoso.