Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

domingo, 13 de diciembre de 2015

El buen mal tiempo

Solo creo en el reflejo que teclea esta mentira
y me ata a la silla como un inmortal acento.


No creo en las ácidas bocas recién exprimidas
que permanecen un instante pendiente de mí.


Solo creo en las notas que emborronan una escena
del crimen y marcan con sangre la huida.


No creo en absoluto en mis ojos en blanco
y negro que son el azogue de mi pasado.


Solo creo, por referencias, que me lloraste
un día, una noche, un libro y medio pan.


No creo en esa calderilla que compraba tu sonrisa
ni en ese cheque sin fondo, sin amor, sin ti.


Solo creo que tu cuerpo en soledad
es la más delicada versión de un crimen.


No creo que el vértice de mi nariz te señale
el lugar donde yace mi espera a medio enterrar.


Solo creo que tus labios como cuchillas
son el silencio que queda después del amor.


No creo que tampoco esta noche la sombra
que me sedujo supere esta barrera platónica.

1 comentario:

Mariana dijo...

Muy buen blog. Me gusta mucho lo que escribes. Te sigo y estaré pendiente de tus publicaciones.

Saludos