Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

lunes, 17 de diciembre de 2007

Diálogos entre la Afirmación y Negación


El bosque helado de un invierno por conocer...¡Un comienzo bastante recurrido!

Los periodistas que bajan al infierno durante estas navidades...¡Un planteamiento agónico!

Las luces que fomentan la poca intimidad de los amantes. El amor de unos, el pudor de otros.

¿Las luces pueden fomentar la poca intimidad de dos amantes?


AFIRMACIÓN dice: según qué tipo de luces.


NEGACIÓN dice: las luces de navidad.

A dice: de un paseo lleno de ellas.

N dice: y una ciudad que da una tregua a dos cuerpos enroscados.

N dice:durante 10 minutos las calles son de ellos, pueden cohibirse?

A dice: yo creo que pueden fomentar el momento, y si sólo se miran y se ven el uno al otro no tiene por qué.

N dice: el momento queda alumbrado por la mirada de cientos de miles de bombillas.

A dice: y? esas bombillas no son cámaras.

N dice: las luces de navidad son el ojo abierto de la ciudad por la noche mientras todos dormimos cómo que no nos ven? gracias a ellas todo queda al descubierto. buscará esta pareja un rincón apagado?

A: es que me preguntas eso hoy y hoy justamente hoy he tenido una pareja en el bar de mi facultad delante de mi toda la santa mañana morreándose y estaba bien iluminado. Mi compañera y yo teníamos corte de mirar hacia delante y todo.

N dice: El amor de unos, el pudor de otros.

A dice: ha habido un momento que mi compi me ha dicho es que llevan toda la santa mañana morreándose y le he dicho tu también te has dado cuenta.

N dice: Dos caminantes desconocidos se desean y aún no se han visto. Uno cruza la calle a la izquierda, si cruzara a la derecha ahora, justo en esa esquina encontraría un amor para toda la vida, una luz de Navidad acaba de despistarle la señal, la intuición.

A dice: jejeje

N: cuántas historias no se cruzan por un sólo momento de distracción?

A dice: qué bonito y a la vez qué triste, se parece al anuncio del ONO.

N dice: pienso en una mujer que pudiera verme y que ande buscándome sin saberlo en una calle en el centro de cualquier ciudad, puedo incluso ver su rostro, es el que yo desearía podría salir corriendo ahora hasta allá y buscar el encuentro pero sólo es posible cuando no se busca.
Cientos de miradas, de cruzarán con la tuya cada día y tú así y todo eliges dos o tres, le miras, le repasas, le deseas en silencio, imaginando las formas ocultas. En cualquier momento una combustión está a punto de borrar ese momento.

A dice: pero tu crees de verdad que no salimos a buscar?

N dice: las relaciones humanas son un ciclo que si no aburren es porque no les echamos demasiada cuenta, sino serían insufribles. Siempre igual.
1.Encuentro
2.Miradas
3.Hola
4.Qué tal
5.Bien

A dice: que dogmático.

N dice: 6. Te apetecería una posibilidad de conocerme y luego desarrollarte conmigo.
7. sí, seguimos.
8.no, seguimos igual hasta la próxima sin cesar en una búsqueda vertiginosa, la huida. La huida de qué? De nuestra propia soledad.

A dice: Yo no lo considero así para nada.

N dice: tú edulcoras la realidad, y eso es lo socialmente aceptado. Si te hastías estás perdido
porque durante toda la vida, te recordarán que tenemos que hacer valer nuestra condición de seres sociales. Serás el marginado dos millones ciento cuarenta y cinco mil trescientos veintidós.
El miedo es no asumir que la sociedad es una mascarada de la diplomacia construida en esta.

A dice: ya pero somos seres sociales.

N dice: por naturaleza?

A dice: sí.

N dice: y el niño salvaje?

A dice: no es un niño.
N dice: Siempre la definición exacta nos pierde. Ser salvaje, te parece bien?

A dice: Sí, pero no para un niño.
N dice: El niño salvaje o el ser salvaje o un enamorado humano o una pareja de seres salvajes enamorados, sin condición, sin especie, en definitiva, son iguales ante los ojos Afirmación?

A dice: no.
N dice: why not?
A dice: por que un niño es un individuo y una pareja ya es una sociedad aunque sea primitiva.
N dice: súmale a eso el enamoramiento, cambia algo tu percepción de estos?

A dice: no.
N dice: Por la calle de Alcalá corren hasta llegar al Retiro manadas de enamorados, y se suman al placer libidinoso que inspira el lugar. Romanticismo estúpidamente aplicable. Los niños salvajes, sí, lees bien, están procreando por su desesperación.
A dice: me dices que no lo has hecho tú?

N dice: Yo también. Quieren demostrar a Afirmación que después de copular, se van a quedar al lado de su niña salvaje . La ternura es propio de humanos, no la mezcles con los seres salvajes.

A dice: si es un niño salvaje no, yo no lo mezclo.

N dice: En el Retiro la simiente infértil del que "derrama en tierra" como dice la Biblia, se mezcla con los ojos de quien no aprovechó el momento. Y todos vuelven a las cuevas o metros o paradas de los autobuses que casi se podrían llamar pasadas de los autobuses. Allí descansa la sociedad hasta mañana. Su complejidad todo su esfuerzo viene acompañado de un sentimiento, de un deseo y algunas veces toma la calle de la derecha y se topa con una realidad que no le gusta y luego mira a la izquierda y la prefiere y hace trampa y se cuela hacia la izquierda, dejando el encuentro y la casualidad desechos.

A dice: no son desechos es elección.
N dice: pero si yo y tú nos encontráramos en el metro sería casualidad. No elegí estar allí, el metro eligió que yo estuviera en ese vagón, incluso la sociedad lo eligió. Y así te veo y si no te veo yo haré por obligarme a verte.
A dice: o no.

N dice: El cansancio de mirar como un faro, a todos lados siempre, buscando. Ya lo sabes, si no miras pierdes la oportunidad y acabarás desdibujándote.

A dice: o no, tú lo has escogido.

N dice: escogí que me escogieran.

A dice: escogiste escoger.

N dice: decidí escoger a los que decidieron que debía escoger. Y así arrastramos la humanidad hacia el portal de nuestras vidas. ¡Ven, humanito, ven! Y el humano viene por su sociabilidad hacia dónde se le diga. Tan frágil, tan obediente, tan diplomático. Todo lo que no sea eso, ya la Real Academia de la Lengua, se encargará de quitarle su condición de humano.

A dice: yo creo que el propio humano tiene elección.

N dice: el humano desde que le hacen nacer, siempre necesita improvisar para sobrevivir en este mundo.

A dice: pero eso como todos los animales.

N dice: por eso sólo tiene dos piernas, para no huir demasiado deprisa de todo este embrollo.

A dice: jejeje.

N dice: te agradezco tu conversación.

A dice: y eso? Si casi no hablo.

N dice: y por qué no lo haces?

A dice: parece casi un monologo de las argumentaciones que te das y te contestas.

N dice: lo sé, aunque esperaba que me aguantaras, esto es propio de una especie que sólo tiene dos manos para reclamar esta gran injusticia. Asumo la culpa también con la resignación propia de un humano.

A dice: la culpa es negra y nadie la quiere.
N dice:casi como dos ángeles que se ven pasar.
A dice: nadie los quiere?

N dice: nadie los ve.

A dice: pero no son negros.

N dice: pero no son del gusto de todos.

A dice: supongo no hay nada al gusto de todos.

No hay comentarios: