Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

sábado, 22 de septiembre de 2007

La herida universal

He arrastrado la Luna a través de un cilindro, proyectándola donde quería. A su paso robé la noche para todos. En un hormiguero hice realidad una fantasía pueril, transformando a toda la colonia en minúsculos lobos aulladores a ratos, a ratos mudos.
Atrapada entre mis manos, la conduje a duras penas, el frágil reflejo estelado, al ombligo de la mujer yacente, regalándole el pirsin que siempre deseó.
De día, ya liberada, la observé, mujer impaciente, utilizando el silencio como señal de alarma sugirió mi regalo nocturno.
La llevé a la perdición. Tuve la sensación de haberle donado una herida universal e incurable.

1 comentario:

BENHUMEA dijo...

UNIVERSAL E INCURABLE...
JEJEJE PLUS VALIA.

UN BESITO.