Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Lo que sólo ha de susurrarse

...antes del amor

En la profundidad de un día cualquiera, soledad
metálica e imperturbable;
sólo deseo
su fin, que me arruga la piel más clara;
torrenciales anhelos en venas huérfanas.

Si muero libertando mi sangre, derramándola
por no sé qué motivo...
por ejemplo por los olivos punzantes,
que al menos fuese de amor empapada,
la calle azul de esa ciudad oscura y fugaz.

Caricias perdidas siento golpearme.
Sus motivos...todos, hiriente cenital luz
-besana apasionada de surcos bocales- ciega
al igual que esos labios que me inhabilitan.

Sur
Viento inmarcesible
Semilla...
del frío duro que me corrompe mi ADN,
genéticamente remitido el sentimiento roto
a mis hijos improbables, con su plastificada piel.

Por todo esto, me vuelvo palabra borrada,
inconexa, a la espera de hipnotizar
el reloj súbito
de mi impaciencia, el que marca el latido
de mi vida que pasa con irónica crueldad.
Prematuramente siento azuzar la vejez
sobre mis pelillos erizados;
mirándome de reojo, cualquier descuido fatal.
Ese medio descolorido, habita entre confianzas
devenidas por el amor y el deshojar del sauce;
¡Sueño corporal!
Frontera de sal mortecina, en la tierra intocable.

...durante el amor

“Aquí yago entre mis labios
perforados por tus dientes.”
Epitafio que deseo para mi ser estremecido,
el temblor espasmódico.

¡Apura tu piel exiliada en mí, mujer antropófaga
de faz aterciopelada, recupera tu cordura sutil!
La calma de pliegues viene barruntando finales,
a la par que la saliva derramada, -nos indignamos-
por un repentino, sublime, trágico, final pueril.

...después del amor

Esta mortal prenda fue, es, será inútil sin mi pecho
y éste sin tus besos
y estos sin tu calor
y éste sin tu mirada,
y ésta sin tu vida,
y ésta sin nosotros, ...vacuidad de la boca callada.


Febrero, 2006

2 comentarios:

BENHUMEA dijo...

QUE BELLO ES EL AMOR, NO EXISTE NADA QUE GANE SUS SUPREMACIA SOBRE LAS COSAS IRREALES DEL MUNDO, NADA QUE TE HAGA SENTIR QUE LO PUEDES TODO, QUE LO DAS TODO, QUE LO QUIERES TODO, Y AUN ASI QUIERES MAS...AMOR.

HERMOSO...

BENHUMEA dijo...

QUE BELLO ES EL AMOR, NO EXISTE NADA QUE GANE SUS SUPREMACIA SOBRE LAS COSAS IRREALES DEL MUNDO, NADA QUE TE HAGA SENTIR QUE LO PUEDES TODO, QUE LO DAS TODO, QUE LO QUIERES TODO, Y AUN ASI QUIERES MAS...AMOR.

HERMOSO...