Advertencia para cualquier lector-reflector humano

La poesía no puede ser piedra angular de ti
la poesía no podrá ser siquiera un poco de arena
la poesía quema o destruye la sangre cauta
la corrompida sangre la vuelve tinta
pintando con nuestra vida las hojas en blanco
por eso el miedo acecha mi cuerpo
por eso mi teclado es la espada de Damocles
así concibo los labios definitivos y rosas
de mis manos, de las caricias como espadas.
Así, brevemente, a tí, Reflector Humano
oía como me dictabas un deseo.

Bienvenido

denguecortos@hotmail.com

lunes, 15 de octubre de 2007

Espiral de gotas mareadas simulando a los derviches

Gotas como lágrimas de los fantasmas de las ballenas que fueron muriendo por la ausencia de amor que es vida sangre de los absorbidos Ahora quedan momificados los impulsos el calor de tu alma es una equivocación terrible y nadie quiso entristecerse por sus pérdidas mayúsculas como una "i" griega Jugamos a la rueca de una forma suicida sin preguntas sin rumbo sin aquello que es pérfido como por ejemplo los besos dados por un dormido son imposibles y se repiten cada noche al aire esparciendo esa simiente o espuma o goce del sufrimiento y su soledad marchita pero necesaria He aquí y no en otro lugar la verdadera dimensión pulcra casi mayestática de las columnas como lapiceros de colores de una barbería que tiene en su silla el castigo de todos los cabellos de todos los tiempos aún por restaurar en el cuero cabelludo de quien se empeña en donarlo puntualmente "EN LOS ALTOS ABISMOS DESCANSARÁS"

No hay comentarios: